La fotografía es pintar con luz, y convertir en mágico lo ordinario.
El corazón y tus sentimientos, son la mejor lente que puedes poner a tu cámara.